Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse y que forman algo así como un misterio. ______________Federico García Lorca

sábado, 29 de diciembre de 2018

El agarrobal







¿Cuándo termina este hoy
plagado de perennidad?

de "algarrobales" formas de sujetar mi sol

¿Dónde termina?

El viejo me habló de sus ojos,
de sus ramas
Y de cuantas ganas formaban una mirada


El viejo me lo dijo
al oído y escondiendo el adiós

¿Cuándo  termina este hoy
plagado de perennidad?

Si el día de tanto sangrar
entre soles infinitos
no deja cuajar la noche

¿Dónde termina?
¿Cuándo termina?

El viejo conocía esos algarrobos

que un día vieron la luna
la desnudez de ella
y a la tarde llorar sentada en la ventana

El viejo sabía
de la dimensión del siempre
de los pechos de esa vida excitada de ayer
y de este amor

que como las hojas del algarrobo
no se anima nunca ni a empezar a morir.

¿Donde termina este hoy
plagado de perennidad?

¿Cuándo?



domingo, 2 de diciembre de 2018

Piel








No tiene más piel que los ojos de la gente
que la voz diciendo el límite,
ya no le queda ropa ni alambrada
ni el sueño tibio de ayer a la mañana.

La vida desbordada en los pechos
en las ganas
se le fue de madrugada
y el día como en toda alborada
descubre de a ratos
en su sexo, la noche acurrucada
que ahora pide pan, calor y magia.

No tiene más piel, ni márgenes,
está desnuda de vida y de Dios
con las entrañas queriendo gritar
el dolor y el hambre
para que al escucharla la vean andar.

No tiene más piel, ni roña
la calle la engaña
le rompe a cascotazos los sueños,
las mañanas
le miente bocinas, días, los ojos de él
no le queda nada.
Sólo las ganas de volver a sentir
la brisa del mar
dos rayos de sol
y lo que un día fue el cielo azul
atravesando la ventana.
 





jueves, 3 de mayo de 2018

Mis Ventanas







Hoy tengo ganas de mirar por la ventana.

“Cosa rara” las ganas 
y las ventanas.

Yo tengo muchas ventanas,

ventanas que se hicieron de fiera madera
el día que nací
ventanas que dan al naciente, al poniente
otras que de tanto amor por la persiana
nunca vieron el sol, tus ojos o el adiós.

Por las ventanas se ve una vida abierta
tanto como abierta esté la ventana.

¿Quién abre las ventanas? ¿Quien decide cual?

“Cosa rara” las ventanas
y las ganas
y los abridores o las abridoras de ventanas.

Veo una calle escuálida, al otro lado de la ventana, repleta de hambre
veo un irse de cabellos tuyos
tus desnudos a las cinco de la tarde
un chico cansado de jugar siempre a lo mismo
y muchos adioses arrancados a sus pañuelos.

La ventana separa la vida y la pone ahí nomás de tu piel
te deja sentir el viento, los bocinazos, el amor
perseguir con la mirada las piernas de María
o el olor a cigarrillo del viejo Juan.

Pero todo está del otro lado,
de ese lado ajeno, marmolado de piel y tiempo
del otro lado, del mucho ruido
de ese otro lado, lado de fuga.

Hoy tengo ganas de mirar por la ventana.

Un día de estos confundo el silencio
con tu noche

la risa de la flaca
con el humo de los muchachos de la esquina

tu ventana con mi puerta

y no vuelvo nunca más.







martes, 3 de abril de 2018

Actos fallidos











Decir tu nombre a las dos de la tarde

o en el consultorio del médico

o cuando te dicen buen día.

Actos  fallidos.

Todos desconcertantes  actos fallidos.

Los actos fallidos son la falla del acto

la verdad atravesándonos la piel

tomando venganza de la opresión

Los actos fallidos nos conminan

nos desnudan en mitad de la avenida

y es tu nombre el que en solitario hace acrobacias en mi decir

el que solo y sin presiones se denuda en ubicuidad

y cuando quiero decir amarillo digo tu nombre

me martillo un dedo y tu nombre

el otro día pedí un kilo de tu nombre en la carnicería.

Vivís en mí, en cada parte de mí,

te nombro, te pienso, te recuerdo

pero por sobre todas las cosas te digo

nunca falla,

miro a los ojos a una mujer y termino diciendo tu nombre,

son tus ojos pila bautismal de mis palabras

y es un acto fallido quien las bautiza con tu nombre

te digo sin querer decir

o queriendo ¿que sé yo?

Los actos fallidos son la falla del acto

la verdad atravesándonos la piel

tomando venganza de la opresión

Los actos fallidos nos conminan

nos desnudan en mitad de la avenida  

y en voz alta

aquellos que nos dicen que no.






sábado, 31 de marzo de 2018

Jueves de crucifixión









En este jueves de clavos y maderas

necesito escucharte para no morirte

entre ásperas verdades en paralelo.


En este jueves de clavos y maderas

necesito sacrificarte

como se sacrifica un beso no dado

que se disfraza en el silencio.


En este jueves de clavos y maderas

yo no sé si son tus manos o las mías las que sangran

de rubor y ausencia

de muerte adelantada.


En este jueves de clavos y maderas

es el castigo lo que resplandece y estalla

en los cuerpos desnudos de la nostalgia.


En este jueves de clavos y maderas

son tus ojos el camino al calvario


y los dos ladrones que nos esperan

solo quieren robarnos.








martes, 27 de marzo de 2018

Austera













Gotas de una lluvia austera

de furiosos veranos---estrangulados---en cielos prístinos de sol y vida

gotas de una lluvia austera 

que no quiere

que no vio morir silencios en tus labios

labios ajados de un viejo rumor del fresco

gotas de una lluvia austera

que no llega, nunca llega, 

ni a ser tarde de recuerdos

muriendo de pecaminosas intenciones

sin tu nombre ni tu cuello

gotas de una lluvia austera

miserable, mezquina

cayendo en mi olvido

un olvido árido, amarillo, crujiente

viejo olvido de viejos

gotas de una lluvia austera

que intenta tu nombre, tus ojos como dátiles

y tus grandes pechos resquebrajando mi tierra

gotas de una lluvia austera

que no alcanza a mojar tu ayer

gotas de una lluvia 

una lluvia que casi no fue.











lunes, 19 de marzo de 2018

La palabra elegida








Es imposible que una sola palabra sea un diálogo

aunque lo arrastre

aunque una sola palabra pueda ser en dos

la misma palabra

esquizofrénica manera del decir

en vos, en mí

dos que tironean el sonido, el estremecimiento total y final del vocablo

que una vez por vez muere al nacer

huérfana de un todo

de la caricia, del calor de un pecho de mujer
como el de uno de varón

pero llena de ilusiones de ser

trino y obediencia de un cantar con dos tonos
que nunca imaginó la confluencia

como el río de montaña que baja raudo a su cauce final

antes de ser océano

una sola palabra, que jamás será dialogo

pero que explota y se hace esquirla de Dios

en los labios de todos aquellos

que están atentos al milagro.




sábado, 17 de marzo de 2018

La finitud



Tranquila


pletórica de triunfos

la finitud,

borracha, denuda y abochornada de cielo

se sienta a fumar al otro lado de la cama

satisfecha,

sabedora de los puntos finales

de ese frío mortuorio que tienen cien palabras cuando gritan noche

y no hay un sol sacándose la ropa  

de cada uno de los miedos que acotan el sueño

y de tus pezones poniéndole un límite a mi pecho

la finitud

tranquila, sobradora

desbordante de desnudez y pegoteada de sexo

le estira la mano

a cualquier incauto que por ahí ose pasar.

la finitud espera

anda por la vida robándote minutos

letras, las últimas diez caricias de esa mujer

por que se sabe dueña del límite

del hasta acá. 

Una de estas noches

le robo los olvidos, los alambrados, un hasta luego

y en lo escuro

y en la tranquilidad  del olvido

te lleno los ojos de un infinito azul.  







miércoles, 14 de marzo de 2018

Advertencia









La piel advierte y te advierte

advierte el sexo y tu pudor

la pasión y tu rabia

pero no te advierte del adiós

de la noche encapotada

nunca el mundo te advierte

ni la vecina del cuarto que se la pasa espiando

ni los gritos agudos de esa vieja puerta

ni la consabida muerte

nadie te enseña como sufrir

ni siquiera como vivir

y así sin advertencias

sin labios que te besen las manos, los huesos, la pasión

sin cielos que te adviertan de los lugares donde embolsar tus huesos

así

inadvertidos

un día vemos pasar la vida

la fe y la razón

y por la vereda de enfrente la muerte disfrazada de sol.
 








lunes, 12 de marzo de 2018

Tranquila










Tranquila

Punto y coma.

Cigarrillo y cama.

Cama y satisfacción.

Pequeño tejido de urbanidad sombreando la ventana

y la siesta

tranquila como una siesta

Como el silencio del que nada tiene que temer

tranquila desnudez sobre la sábana blanca
de lino

era de lino

y es un aletargado silencio el final del amor

tranquila

sin horas.

La bocina del churrero se lleva los chicos

y jamás

jamás fue tan lento el adiós.

Tranquila.







sábado, 10 de marzo de 2018

La promesa







En la promesa de un fruto la semilla asume el sacrificio
y no reniega
milita su destino
imagina su cuerpo verde
florecido de vida y tempestad
y resiste.
En la promesa de un fruto se santifican los mañanas
y el milagro de tu rostro que espera
redime la piedra que amenaza el surco
por que sabe de la promesa
y es la semilla
y es la tierra y es tu cuerpo
y esa lluvia de último tiempo
lo que vale un ayer desesperado.
En la promesa de un fruto la semilla asume el sacrificio.
Y es el fruto
lo que dignifica la muerte
la vida prometida
la ilusión de tus labios.
En la promesa de un fruto la semilla asume el sacrificio
y nada más importa.




miércoles, 7 de marzo de 2018

Detrás de la ventana

Hoy me tomo una licencia y no publico poesía, les dejo un micro relato, igual espero que les guste












Se prendió un cigarro detrás de la ventana, un cigarro de manos viejas, de manos que temblaron por primera vez esa fría noche de lluvia, dio una pitada y exhaló todos los rostros, rostros que gritaban feroces llenos de invierno,  desfigurados de ayer, de miedo, se prendió un cigarro detrás de la ventana, desnuda, llena de arrugas, detrás de la ventana la tormenta, detrás de la ventana la lluvia, entró a la casa, tiró el cigarro, miró por la ventana y la mató.






lunes, 5 de febrero de 2018

Descarada










Que descarada esa niña al creerse enamorada
si no se desnudó en mis pupilas
de brazos prénsiles y memoria degastada
ni me pidió la vida rebosante entre mis piernas
aullando mis ganas.

Que descarada esa niña al creerse enamorada.
Aturdiendo los soles no se besa la noche
ni se sueña la luz ni tu piel clara.

Que descarada esa niña al creerse enamorada
sin mis jadeos humedeciendo su madrugada

Que descarada su voz

milagreando la mañana.









ESTAS SON LAS POESÍAS MÁS LEÍDAS, TE INVITO A QUE LES DES UN VISTAZO

Mas populares