Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse y que forman algo así como un misterio. ______________Federico García Lorca

martes, 30 de julio de 2019

martes, 14 de mayo de 2019

Las puertas









Rabiosas maderas
abofeteadas de límites

furioso vendaval de ayeres
de caprichosas formas del no

vínculos inciertos con tu jardín 
con mi niño
llegando a tu escuela

cuatro pasos
y es metralla del verde
la pasión de un bosque abierto de piernas

y es ese olor que tiene la lluvia
empapando tu cuerpo
lo que abre esa puerta

son muchas las puertas

puertas de mil ángeles 
que no pudieron nuncá imaginarse  tus ojos
ni tu adiós

puertas que escondieron el horror
de mi pueblo en los cuarteles

puertas sin llaves

son muchas las puertas

las que se abren y las que se cierran
en el parpadeo íntimo de mi orgullo al pensarte

puertas con picaportes de lava
ardiendo en la memoria
o simplemente  sin ellos

puertas chirriando de viejas
que se dejan cruzar desde mi pecho a tu pecho 

en tornasoladas tardes
de otoños muertos

son muchas las puertas que me llevan a vos
o quien sabe
las que te traen a mí

en definitiva
para una puerta sólo existe el otro lado.







miércoles, 6 de febrero de 2019

Silencio obligado









Me obligás a un silencio

de siesta de barrio

de miedo a las alturas,

un silencio adornado de un macramé

que anuda las ganas

el cielo y tu ombligo.

Me obligás a un silencio

de besos ajados

de intentar partir un cielo

ya muy poco mirado.

Me obligás a un silencio

eunuco de manos

que recorre huertos ensemillados

entre tu tiempo y mi fin.

Me obligás a éste silencio
estéril manera de parir el grito.








sábado, 29 de diciembre de 2018

El agarrobal







¿Cuándo termina este hoy
plagado de perennidad?

de "algarrobales" formas de sujetar mi sol

¿Dónde termina?

El viejo me habló de sus ojos,
de sus ramas
Y de cuantas ganas formaban una mirada


El viejo me lo dijo
al oído y escondiendo el adiós

¿Cuándo  termina este hoy
plagado de perennidad?

Si el día de tanto sangrar
entre soles infinitos
no deja cuajar la noche

¿Dónde termina?
¿Cuándo termina?

El viejo conocía esos algarrobos

que un día vieron la luna
la desnudez de ella
y a la tarde llorar sentada en la ventana

El viejo sabía
de la dimensión del siempre
de los pechos de esa vida excitada de ayer
y de este amor

que como las hojas del algarrobo
no se anima nunca ni a empezar a morir.

¿Donde termina este hoy
plagado de perennidad?

¿Cuándo?



domingo, 2 de diciembre de 2018

Piel








No tiene más piel que los ojos de la gente
que la voz diciendo el límite,
ya no le queda ropa ni alambrada
ni el sueño tibio de ayer a la mañana.

La vida desbordada en los pechos
en las ganas
se le fue de madrugada
y el día como en toda alborada
descubre de a ratos
en su sexo, la noche acurrucada
que ahora pide pan, calor y magia.

No tiene más piel, ni márgenes,
está desnuda de vida y de Dios
con las entrañas queriendo gritar
el dolor y el hambre
para que al escucharla la vean andar.

No tiene más piel, ni roña
la calle la engaña
le rompe a cascotazos los sueños,
las mañanas
le miente bocinas, días, los ojos de él
no le queda nada.
Sólo las ganas de volver a sentir
la brisa del mar
dos rayos de sol
y lo que un día fue el cielo azul
atravesando la ventana.
 





jueves, 3 de mayo de 2018

Mis Ventanas







Hoy tengo ganas de mirar por la ventana.

“Cosa rara” las ganas 
y las ventanas.

Yo tengo muchas ventanas,

ventanas que se hicieron de fiera madera
el día que nací
ventanas que dan al naciente, al poniente
otras que de tanto amor por la persiana
nunca vieron el sol, tus ojos o el adiós.

Por las ventanas se ve una vida abierta
tanto como abierta esté la ventana.

¿Quién abre las ventanas? ¿Quien decide cual?

“Cosa rara” las ventanas
y las ganas
y los abridores o las abridoras de ventanas.

Veo una calle escuálida, al otro lado de la ventana, repleta de hambre
veo un irse de cabellos tuyos
tus desnudos a las cinco de la tarde
un chico cansado de jugar siempre a lo mismo
y muchos adioses arrancados a sus pañuelos.

La ventana separa la vida y la pone ahí nomás de tu piel
te deja sentir el viento, los bocinazos, el amor
perseguir con la mirada las piernas de María
o el olor a cigarrillo del viejo Juan.

Pero todo está del otro lado,
de ese lado ajeno, marmolado de piel y tiempo
del otro lado, del mucho ruido
de ese otro lado, lado de fuga.

Hoy tengo ganas de mirar por la ventana.

Un día de estos confundo el silencio
con tu noche

la risa de la flaca
con el humo de los muchachos de la esquina

tu ventana con mi puerta

y no vuelvo nunca más.







martes, 3 de abril de 2018

Actos fallidos











Decir tu nombre a las dos de la tarde

o en el consultorio del médico

o cuando te dicen buen día.

Actos  fallidos.

Todos desconcertantes  actos fallidos.

Los actos fallidos son la falla del acto

la verdad atravesándonos la piel

tomando venganza de la opresión

Los actos fallidos nos conminan

nos desnudan en mitad de la avenida

y es tu nombre el que en solitario hace acrobacias en mi decir

el que solo y sin presiones se denuda en ubicuidad

y cuando quiero decir amarillo digo tu nombre

me martillo un dedo y tu nombre

el otro día pedí un kilo de tu nombre en la carnicería.

Vivís en mí, en cada parte de mí,

te nombro, te pienso, te recuerdo

pero por sobre todas las cosas te digo

nunca falla,

miro a los ojos a una mujer y termino diciendo tu nombre,

son tus ojos pila bautismal de mis palabras

y es un acto fallido quien las bautiza con tu nombre

te digo sin querer decir

o queriendo ¿que sé yo?

Los actos fallidos son la falla del acto

la verdad atravesándonos la piel

tomando venganza de la opresión

Los actos fallidos nos conminan

nos desnudan en mitad de la avenida  

y en voz alta

aquellos que nos dicen que no.






ESTAS SON LAS POESÍAS MÁS LEÍDAS, TE INVITO A QUE LES DES UN VISTAZO

Mas populares